CARRERA

Ayudandote a subir la escalera del éxito, un peldaño a la vez

  • Nella De Lucca

Feminismo = Libertad

Actualizado: 18 de feb de 2019

Recientemente descubrí la existencia de una corriente del feminismo llamada TERF: Feminismo Radical Trans-Excluyente (TERF por su sigla en inglés). Básicamente, esta corriente rechaza a la mujer trans como parte del movimiento y de la lucha feminista en general, excluyéndola de los espacios feministas en su totalidad. Esto, por la razón de que, a sus ojos, las mujeres trans nunca serán verdaderas mujeres (seres humanos con genotipo femenino), ya que “es la disforia la que la lleva a mutilar su sexo para cumplir el sueño de ser mujer”, que al haber nacido hombres han vivido también los privilegios de su género y que incluirlas dentro del feminismo es también sumar a la lucha feminista la lucha personal de la mujer trans. También, afirman que el patriarcado misógino define a la mujer solo como un sentimiento basado en estereotipos sexistas y que se les discrimina por ser mujeres cis.


Esta corriente nace en la década de los 70 en Estados Unidos, desde la línea principal del feminismo radical, a partir de la oposición a los movimientos feministas incluyentes y a las mujeres trans activistas de la época, llegando en algunas partes del mundo a mostrar conductas trans-negativas, discriminación y violencia.


A los ojos de las feministas radicales, la definición de feminismo es bastante simplista: Lucha de mujeres para mujeres, que nace a causa de la opresión que se le ha hecho a la mujer sistemáticamente a través de la historia, solo por el hecho de haber nacido con sexo femenino, y por lo tanto, la forma de terminar con esto es abolir el género en su totalidad (aun cuando sea muy importante para ellas diferenciar a la mujer verdadera del resto).


Como todo movimiento radical, se ubican en un mundo en el que, en teoría, no existen matices, todo es blanco o negro, o eres parte de la solución o eres parte del problema. Pero el mundo real no es así. Las visiones van cambiando mientras va cambiando la perspectiva, la forma de observar, sentir, pensar y experimentar la realidad. Aunque concuerdo con el feminismo radical en la razón del origen del feminismo en general, no concuerdo en el motor del movimiento. El feminismo es buscar que el género no sea una condicionante de ninguna forma, es buscar que todas las personas puedan hacer lo que quieran con sus vidas, vestirse de la forma que quieran, expresarse como deseen, etc. sin que el género que posean (de nacimiento o no) los limite. El feminismo es libertad.


Y por lo mismo, es necesario incluir a todas las personas que quieran integrarse al movimiento. En la unión está la fuerza y, por lo tanto, ser excluyente es un retroceso y debilita al movimiento. Mi punto no es responsabilizarse por todas las luchas individuales, el feminismo sigue siendo una lucha de género y no de raza u orientación sexual, pero la eliminación del patriarcado en la sociedad implica mucho más que solo los derechos de las mujeres, implica mucho más que solo la represión hacia nosotras, aunque el origen de todo haya sido la emancipación de la mujer en una sociedad represiva y patriarcal. No busco que nos olvidemos de esto, pero sí es importante que no perpetuemos la discriminación y el odio dentro de un movimiento que significa liberación, un movimiento que le abre las puertas a todos los que quieran unirse a la lucha por un mundo sin patriarcado.

81 vistas

¡Síguenos! @Bloomingboss

  • Blanco Icono de Instagram
nosotras
contacto